Después de más de 6 meses de verse suspendidos todo tipo de eventos y celebraciones en nuestra Parroquia de San José. Con gran alegría fueron celebrados los primeros bautizos del año tomando todas las precauciones necesarias por medio de la Parroquia y de sus familias. Nos llena de paz el saber que los sacramentos comienzan a ofrecerse en nuestra nueva realidad y esperamos que en el transcurso de las semanas más familias puedan recibir este regalo.