Gracias a la generosidad de nuestros aliados de Casa Mi Angel, pudimos dar 100 bañeras para los niños de las nuevas generaciones. Estos actos de caridad a nuestras familias nos llenan el corazón e inspiran a seguir buscando más alianzas que deseen unirse a la transformación de las vidas en nuestra comunidad.